lunes, 22 de marzo de 2010

sabes que me da igual, que lo de ser niña fácil lo tengo desde los 12, cuando me dejaba las bragas bajo la mesa y salía corriendo en busca del profesor de piano. ¿recuerdas lo emocionada que estaba mi madre?, por fin la niña le pone interés a algo, decía. yo no soy de esa clase de chicas que se enamoran del príncipe azul, más bien de las que acaban follando en el coche del malo con los tacones clavados en el techo. me cansé de besos en la mejilla y buenas intenciones hace ya demasiado tiempo, cuando veía al perro de la vecina montar a nuestra caniche de pelo de algodón y no entendía bien qué hacían pero ya sabía que eso me gustaba.

2 comentarios:

  1. No siempre da igual... algunas veces nos lleva la vida en ello...

    Saludos y un abrazo enorme.

    ResponderEliminar